Necesitamos renovarnos en principios y valores para combatir la corrupción

Compartir:

El expresidente y candidato presidencial de opositor Partido Popular (PP), Martín Torrijos Espino, dijo aquí que Panamá vive una grave crisis socioeconómica, y se expresó esperanzado de que, al igual que en otras naciones de América Latina, su país recuperará la institucionalidad, principios y valores para combatir la corrupción.

“Realmente era difícil mantenerse al margen dentro de la política panameña; vivimos una crisis importante en todos los ámbitos, como el económico, a pesar de que somos el país que más crece en la región, somos el tercer país más desigual a la misma vez”, dijo el exmandatario (2004-2009), durante su participación en el IX Encuentro Oficial de Grupo de Puebla 2023.

Añadió que el país está sumergido en una crisis social pues, a pesar de registrar el mayor crecimiento económico en la región, la vez es el tercero más desigual; lo que provoca graves problemas sociales. 

“Nadie puede entender cómo Panamá, con todos los índices macroeconómicos, fuera un país donde el 46 % de las escuelas son multigrados; o un país con tantos recursos, donde, en materia de salud, tenemos los medicamentos más caros de la región, donde las personas para recibir atención médica o exámenes, les toca hacer fila hasta el año 2025, o donde el tratamiento de personas con cáncer demora hasta cuatro meses para iniciarlo”, subrayó.

Señaló que en Panamá hay “una especie Trump” dentro de la política, sin embargo, lo bueno es que “vamos a despertar antes de eso y llevaremos una visión progresista hacia el gobierno.

Advirtió que el debilitamiento institucional en Panamá ha provocado que la población tenga cero credibilidad en los partidos políticos, por lo que tomó la difícil decisión de romper con su partido, el Revolucionario Democrático (PRD), porque sin duda, ha sido en gran parte responsable de la pérdida de valores dentro de la política.

Afirmó que, como consecuencia del resquebrajamiento de la institucionalidad, Panamá ha dejado de representar por lo que en otrora era muy reconocido en el concierto de naciones, como un país independiente y el que recuperó el Canal, para ser uno más de la lista países sin identidad ni propuestas en América Latina.

Torrijos Espino se expresó esperanzado de lograr en su país una reforma política donde se fortalezcan las relaciones institucionales, recupere la personalidad en el concierto de naciones, al igual que su identidad y confianza de la población.

“Y sin duda, espero que, para el próximo año, en estas tres elecciones de América Latina en México, Argentina y Panamá, podamos, al igual que otros países, tener buenas noticias y sumarnos dentro de esta corriente progresista que reconoce que necesitamos renovarnos todo dentro de un ámbito del descontento que están viviendo las sociedades, pero sobre todo, de renovarnos en principios y valores para combatir la corrupción”, afirmó el líder panameño.

Advirtió que la corrupción está vinculada estrechamente con la falta de credibilidad y desánimo de la sociedad, por lo menos en Panamá, y que no duda de que logrará estos objetivos con un triunfo en las elecciones generales del 5 de mayo, venidero, y que la región tendrá de nuevo “a un amigo, un colaborador y un país amigo que entiende el papel que tiene que jugar en América Latina, y el Caribe.”

El Grupo de Puebla es un foro político y académico integrado por representantes de la política latinoamericana y europea meridional que fue fundado el 14 de julio de 2019 en esa ciudad mexicana, con el objetivo principal de articular ideas, modelos productivos, programas de desarrollo y políticas de Estado de carácter progresista.

Lo integran Presidentes, exmandatarios, referentes políticos y sociales dentro del movimiento progresista y por académicos de 18 países latinoamericanos, España, Portugal e Italia.

Todos los derechos reservados por ©Martin Torrijos