Martín Torrijos, asegura que Panamá Posible gana más simpatía

Compartir:

El candidato presidencial por el Partido Popular (PP), Martín Torrijos Espino, aseguró que el movimiento Panamá Posible cada día gana más simpatía entre la población, que cree en la transformación de un país más justo para todos los panameños.

“Tenemos un país disconforme en lo socioeconómico, y con Panamá Posible le devolveremos la credibilidad y confianza a los panameños quienes están decepcionados y frustrados por la falta de empleo, el alto costo de los medicamentos, la carencia de agua y un sistema de salud y educación que no funcionan”, afirmó Torrijos Espino.

Los señalamientos del exmandatario se dieron durante un conversatorio cara a cara con simpatizantes de diversos sectores [productores, empresarios y profesionales, entre otros], coordinadores regionales y los candidatos a diputados, alcaldes y representantes de corregimiento, donde abordó temas de interés nacional.

Apuntó que la “reconstrucción social, moral del país y económica es viable para los que sabemos cómo hacerlo y para los que tenemos la voluntad y la experiencia de lograrlo.”

Respecto al endeudamiento del país, dijo que nadie sabe cuál es el monto de la deuda que heredará el próximo gobierno, aunque afirmó que sí sabe dónde están las prioridades, como son: la falta de agua, medicamentos costosos, mal servicio de transporte, salud, educación, desempleo, problemas pluviales, mal estado de las carreteras, caminos, falta de puentes y el alto costo de la vida.

Torrijos Espino subrayó que “cuando asumimos el gobierno [2004] nos tocó reordenar las finanzas públicas. Y se lo digo muy sencillo: no es lo mismo gastar que procurar política pública para que el gobierno tenga plata. Cualquier tonto gasta, te llega y le tiene la chequera llena y usted no tiene que preocuparse, por ejemplo, tener que arreglar el problema de la Caja del Seguro Social (CSS).”. 

Añadió que al ordenar las finanzas públicas se tuvo un sistema donde no solo disminuyeron los gastos del Estado, sino que hubo suficientes ingresos para bajar la deuda pública y tener más inversiones. “Nosotros agarramos la realidad del país del 2004, donde teníamos 12 % de desempleo y lo bajamos a 5.4 o 5.6 %, agregó.

“Estoy seguro de que lo vamos a lograr sin egoísmo, sin pelea, sobre todo, con mucha convicción. Tenemos la fórmula y los conocimientos para ir poco a poco transformando este país y devolviendo esperanza”, concluyó el líder político.

Todos los derechos reservados por ©Martin Torrijos