Martín reitera que va a ganar este 5 de mayo para recuperar el país de las manos de los corruptos, incapaces e improvisados.

Compartir:

Ciudad de Panamá, 27 de abril de 2024.- En un multitudinario acto, se llevó a cabo uno de los tres cierres de campaña del candidato presidencial del Partido Popular (PP), Martín Torrijos Espino, quien reiteró que va a ganar este 5 de mayo para recuperar el país de las manos de la corrupción, de los incapaces e improvisados.

Tras señalar que hace poco más de un año cuando anunció al país su decisión de aspirar de nuevo a la Presidencia de la República, el exgobernante recordó que le dijeron loco y que no tenía la mínima oportunidad de triunfo.

“Aquí estoy; Martín Torrijos Espino, el Hijo de Xenia Espino y de Omar Torrijos Herrera, a punto de ganar, y vamos a ganar, estoy listo, estamos listos, y vamos a cumplir; vamos a recuperar Panamá de las manos de la corrupción, de la incapacidad y la improvisación; vamos a luchar por ti, a luchar por tu familia, a luchar Por Panamá y, Dios primero, el próximo 5 de mayo, ¡la victoria será nuestra”, señaló Torrijos Espino.

De nuevo, a agradeció al PP, “el de la estrella verde”, que lo haya honrado a él y a Rosario Turner Montenegro, como sus candidatos a la Presidencia y Vicepresidencia de la República.

De su compañera de fórmula, repitió que es una digna representante de la mujer panameña, profesional integra que le dio al país seguridad en momentos de incertidumbre.  “por tu honestidad te sacaron.; hoy aquí te valoramos, te queremos y te reconocemos tu honestidad y valentía.”

Asimismo, dio gracias a todos los que le abrieron sus casas y sus corazones, que le  compartieron su rabia, tristeza, angustia y dolor, pero también su cariño y esperanza, al igual que su familia. “Gracias, Vivian, por darme tu fuerza y tu amor incondicional; gracias Martín y Nicolás; gracias, a mi inseparable, a Daniela.”

A los jóvenes que no saben o recuerdan su primera administración, (2004 y 2009), y contó que recibió, igual que ahora, un país en crisis, un desastre, y en solo cinco años la transformó.

“Recuperamos la confianza y tuvimos un récord histórico en inversiones, en exportaciones, incluyendo las agrícolas y en empleo fueron 250 mil; dejamos en marcha la ampliación del Canal; becamos a miles de panameños por méritos, no por influencia, en especial a indígenas y jóvenes realmente necesitados; resolvimos el problema de pensiones de la CSS garantizando que nuestros jubilados siguieran cobrando por 20 años.”

Además, cambió la Constitución, sin confrontaciones ni traumas; fortaleció la libertad de expresión y la transparencia; “nunca demandé ni ataqué un periodista” e hizo posible las candidaturas independientes y detuvo el crecimiento de la Asamblea Nacional 71 diputados. “Se imaginan si con estos 71 no se aguantan los escándalos de corrupción como estaríamos con 129?”

Junto al PP, afirmó, ejerció una buena administración, en la que Panamá avanzó como nunca, en lo económico y en lo social, y al finalizar, entregó a Ricardo Martinelli un país muy diferente al que yo recibió, con recursos para invertir en obras, pero lo que siguió luego, “no tiene nombre.”

“Dicen que hicieron?, sí, pero lo hicieron robando; hizo, pero robó no vale. A partir del 5 de mayo ni corrupción ni impunidad; yo no vengo a taparle nada a nadie; ni a los sinvergüenzas de antes ni a los sinvergüenzas de ahora. Les reitero que llegaré a la “Presidencia no para gobernar con estos que desde la dirección del PRD se han robado descaradamente este país” subrayó.

Enumeró la larga lista de problemas que enfrenta la población, como servicios públicos ineficientes, sistemas de salud y educación que requieren cambios urgentes, la inseguridad pública y el tráfico de influencias. “Les tengo noticias; esto se va acabar; en ocho días sacamos a estos bandidos del poder.

“Sí, les hablo de esos mismos que querían regalarle el país a la minera, pero se encontraron con un pueblo y una juventud valientes, que hastiados salieron a las calles y dijeron No a la mina. Y les reitero:  No habrá minería en Panamá.

Se comprometió a integrar un gobierno de unidad al que invitará buenos panameños, como lo hizo con Rubén Blades y Ana Matilde Gómez, a personas como Juan Diego Vásquez, Gabriel Silva y otros jóvenes que lo han hecho bien, que han demostrado capacidad y coraje; al igual que a profesionales íntegros como Rosario Turner, Alberto Alemán Zubieta, Julio César Dely Valdés, Michelle Cansarí, Juan Carlos Arango, Juan McKay, y Gabriel Diez Montilla, entre muchos más.

El expresidente expresó sus respetos hacia el candidato presidencial Melitón Arrocha quien, por la manera como se ha conducido en esta campaña electoral, mientras que de   otros afirmó que es el único que puede ganarles, y quiere hacerlo con votos y no por forfeit. “Que venga Mulino, con sus corruptos; que venga Lombana con sus odios; y Roux con su mina!….y tu Gaby… la verdad es que tú ni cuentas.

Todos los derechos reservados por ©Martin Torrijos